3 cuidados de las mascotas en Navidad

1. El peligro del árbol de Navidad.

mascotas en NavidadFoto: bichomania

Tu mascota no está acostumbrada el resto del año a toparse con un árbol gigante dentro de casa así que lo más probable es que no pare de acercarse a él. Hay que tener especial cuidado si habéis puesto luces para decorarlo porque tu perro o tu gato estarán alucinados y en el mejor de los casos querrán atraparlas. Mejor que no estén a su alcance o podría llevarse una descarga eléctrica.

Sigue leyendo

Plantas tóxicas para gatos

Plantas tóxicas para gatos

Hay gatos que tienen costumbre de morder las hojas de las plantas que hay en casa, en ocasiones, la intención de los felinos es purgarse y eliminar las bolas de pelo, otras veces simplemente es curiosidad o ganas de jugar. Para evitar que los gatos destrocen las plantas, es recomendable colocar una maceta o recipiente con hierba gatera que puedan comer, aunque esto puede no ser suficiente para que dejen de morder las plantas.

Por este motivo, si tienes gatos, es conveniente que revises las plantas que tienes en casa, ya que algunas pueden ser tóxicas y perjudiciales para ellos.

El potos, una planta muy común en los hogares, puede provocar malestar y fuertes vómitos a los gatos.  La flor de pascua o poinsetia, puede provocarles irritaciones en la piel en caso de contacto. En caso de ingestión puede provocarles irritación, dolor de estómago así como vómitos y malestar.

La hortensia provocará síntomas parecidos, a los que se une la posibilidad de que el animal se encuentre un poco desorientado.  Otras plantas que provocarán vómitos, diarrea y malestar, así como irritación del tracto digestivo son, la llamada costilla de adán o la cilvia minianta.

La hiedra, también puede provocar reacciones tópicas como dermatitis y picor. Su consumo provocará vómitos, malestar, fiebre o espasmos musculares. El acebo también es altamente tóxico para los gatos, además de mareos, vómitos y malestar, esta planta consumida en dosis elevadas por los felinos puede provocar deshidratación, shock y muerte. El crotón, además de estos síntomas, puede producir fallos hepáticos y renales. El filodendro provoca síntomas inmediatos, inflamación, dolor y ardor en la boca, además de convulsiones y otros trastornos.

Hay numerosas plantas que pueden provocar trastornos en los gatos, por lo que antes de comprar una nueva planta es conveniente consultar si puede ser perjudicial para ellos.

No obstante, también puedes educar a tu gato para que deje de morder las plantas, algunos trucos son, rociarle con un spray de agua cuando veamos que muerde las plantas, rociar las plantas con agua que contenga ajos macerados o pimienta. También puedes rociar un repelente no tóxico alrededor de las plantas.